Ecomasa: el PP ya tiene su GFB


AHORA CANTABRIA / Santander

Sólo un cántabro entiende el titular de este reportaje ("¿¿GFB??" ).Y es así porque sólo los cántabros tuvieron que desayunar día tras día, semana tras semana, durante años con una nueva rama cada vez del escándalo de escándalos del Gobierno PRC-PSOE que dirigió Cantabria desde 2003 a 2011: GFB. Las tres efes. La 'fallida fábrica de fibroyeso' en la que la empresa pública de desarrollo industrial Sodercan enterró entre avales, préstamos blandos, aportaciones y entrada en capital social, casi 40 millones de dinero público. Dinero perdido. Horas y horas de televisión regional, tertulias de radio, sesiones ordinarias y extraordinarias de Parlamento, toneladas de páginas de periódico, gigas y gigas en Internet...

2015 y el PP tienen ya su GFB: Ecomasa-Nestor Martin. Más abajo te damos las claves, las 'ruedas de molino' que el Gobierno Diego se 'tragó' para invertir y parte de lo que se hizo con ese dinero público (hasta donde han llegado los auditores). Un detalle para empezar: las declaraciones iniciales sobre GFB de Revilla en Costa Rica y la visita primera de Diego a la fábrica de Nestor Martin fueron el mismo día: 1 de marzo. De 2004. De 2013.

Contextualicemos: El asunto GFB empezó a finiquitarse con la creación por el PP en octubre de 2011 de una comisión de investigación parlamentaria que envió a la Fiscalía unas acusaciones que acabaron siendo archivadas por la Justicia en 2014. Es mucho más que evidente que hubo negligencia extrema en la gestión del dinero público del Gobierno de Revilla; pero bien las evidencias -insuficientes-, bien la legislación -benévola-, bien ambas, no pudieron condenar ni procesar a responsables políticos. La principal competidora de la matriz costarricense que quiso fundar GFB en Cantabria compró la planta por 14,5 millones y ahí acabó el asunto.

Las cantidades
O no. Esta pasada semana, PRC y PSOE, de nuevo en el Gobierno tras cuatro años de Ejecutivo PP, se cobraban cumplida venganza: enviaban a Fiscalía lo que creen que pueden ser datos "constitutivos de delito" en la actuación del Gobierno 'popular' y sus socios privados en la aventura de la fábrica de estufas Nestor Martin, Ecomasa. 18 millones de todos esta vez. A Fiscalía. Sin una comisión de investigación parlamentaria previa (que no está no obstante descartada, pero es que las elecciones generales se echan encima). Vamos a seguirles la pista.

Los 18 millones de euros se sacaron de dónde se ve en el gráfico que publicó Ahora Cantabria el día del envío a Fiscalía de las conclusiones de la auditoría de Ernst&Young encargada por el Gobierno. Entre participaciones en la empresa, avales, y créditos de distinta naturaleza, dos organismos (uno de Industria -Sodercan- y otro de Economía -ICAF- le dieron al proyecto 18 millones de euros.
Infografía publicada por Ahora Cantabria en sus plataformas el día en que el Gobierno anunció el envío de la auditoría a la Fiscalía para que confirmase la posible comisión de delitos

Pero eso no es todo. La aventura fue apoyada inicialmente de manera tan 'decidida' por el Gobierno de Ignacio Diego para, según se dijo y vendió políticamente, dar trabajo a los despedidos de la fábrica de Teka. Por ello, 87 trabajadores aportaron sus indemnizaciones de despido: 3,2 millones más. Todo eso fue para la mercantil Ecomasa World Investments S.L. (EWI), propietaria hasta diciembre de 2015 de derechos de fabricación y uso de la tradicional marca de estufas belga Nestor Martin.

Los pecados
Vale. La idea era fabricar estufas de pellet como combustible. Y aquí empiezan los paralelismos con GFB: ponga usted 'fibroyeso', donde hoy decimos 'pellet'. El mercado no respondió como el plan de negocio preveía. En febrero de 2015 (año electoral) el Gobierno Diego sabía muy bien ya que tenía una bomba política entre las manos; al igual que pasó con GFB, sin terminar de arrancar a plena potencia, entró en ERE primero y concurso de acreedores, después. Nestor Martin cerraba a finales de septiembre de 2015.

Previamente, el Ejecutivo regional había hecho valer sus derechos sobre las acciones y en febrero, antes de las elecciones, arrebataba el control de la mercantil a los empresarios Jesús Lavín y Andrés de León, sus socios originales. "El mercado no respondió como el plan de negocio preveía". Normal. Esta segunda semana de octubre hemos conocido gracias a la auditoría lo que el Ejecutivo regional se 'creyó' de sus socios. Dice el documento:

"La actividad de EWI comenzó en el febrero de 2013, partiendo de una producción inexistente previamente, así como tampoco tenía una marca comercial propia ni clientela. A pesar de esto, el Plan de Negocios inicial estimaba unas ventas de pellets para el primer año de 10.400 unidades, siendo las ventas en el año 2011 de 51.000 unidades en Francia, Bélgica y España, suponía alcanzar una cuota de mercado del 20% en un solo año, a pesar de que el mercado objetivo de ventas de productos EWI presentaba incrementos de venta cada vez menores o incluso decrecientes".

Es decir, "dame el dinero de los cántabros que voy a hacer este proyecto el amo del mundo". Sin apoyo comercial prospectivo ulterior. Los costarricenses de GFB hicieron algo similar y el Gobierno PRC-PSOE le dio 40 millones durante 5 años.

Hay más: el análisis forense de Ernst&Young evidencia que en el plan de negocio, "las ventas estimadas para el primer año, 6.000 unidades, suponía conseguir una cuota de mercado del 60%, en un mercado como el español que se estaba contrayendo al pasar de unas ventas de 16.000 a 10.000 estufas de pellets es decir, una caída del 38%".
La vicepresidenta del actual Gobierno (Eva Díaz Tezanos) y el consejero de Economía (Juan José Sota, uno de los ex consejeros de Industria que lidió en su día con GFB) presentan en rueda de prensa el envío del escrito a Fiscalía
La vicepresidenta del actual Gobierno (Eva Díaz Tezanos) y el consejero de Economía (Juan José Sota, uno de los ex consejeros de Industria que lidió en su día con GFB) presentan en rueda de prensa el envío del escrito a Fiscalía

¿Y quién del Gobierno se lo 'tragó'? El plan de negocio y viabilidad del proyecto fue analizado por la Dirección General de Innovación e Industria del Gobierno de Cantabria (fecha informe 10 de abril de 2012), el ICAF (informe de 16 de abril de 2012) y Sodercan (aprobado por la Comisión Ejecutiva de julio de 2013).

Por si los paralelismos no fuesen suficientes (las horas de tertulias políticas y Parlamento, las portadas de diario, la gravísima metedura de pata gubernamental y la 'mala suerte' al escoger socio privado, manifestaciones y demandas de explicaciones al presidente de turno de los trabajadores...), también hay declaraciones de altos responsables del Gobierno en los 'momentos felices'.

En 2003 Revilla, avanzaba sus dotes de gurú (como haría en 2011 con Alí Syed) y decía de sus socios en GFB que "ahora sabemos que estamos en buenas manos y que la decisión y el esfuerzo que realiza Cantabria merece la pena, porque apostamos por una empresa sólida no sólo en lo económico, sino también en valores humanos""Hoy es un día histórico para Cantabria -seguía- en la línea que nos hemos marcado desde el Gobierno para relanzar la industria en los próximos cuatro años". Olé.

Justo 9 años después, el 1 de marzo de 2013, Diego visitaba las instalaciones de la ya participada por todos los cántabros Ecomasa. Allí el 'popular' aseguraba que "la instalación de esta empresa en la Comunidad abre una nueva oportunidad para potenciar el pellet como energía de futuro, algo en lo que el Gobierno viene trabajando desde hace tiempo con los empresarios de la madera de la región". El entonces presidente confiaba "en que el uso de esta energía vaya ganando cada vez mayor aceptación entre los cántabros".

Página 10 del escrito enviado a Fiscalía por el Gobierno PRC-PSOE. Arriba, el grupo Ecomasa antes de la inyección de capital del Gobierno del PP; abajo, tras ella.
Página 10 del escrito enviado a Fiscalía por el Gobierno PRC-PSOE. Arriba, el grupo Ecomasa antes de la inyección de capital del Gobierno del PP; abajo, tras ella.
Los paralelismos no acaban ahí porque esta semana, entre las justificaciones del presidente del PP se ha podido oír en COPE un argumento que ya empleó PRC-PSOE sobre GFB: que el Gobierno actual está saboteando su salida ventajosa a mercado para poder cargar el muerto a sus adversarios políticos. Y la rueda no para.

Una de las razones que sustentan los motivos del actual Gobierno para creer que hubo actuación delictiva es que el dinero público (o parte importante de él) se diluyó en un tupido entramado societario tejido por Lavín y De León. Se invirtió en empresas en las que, incluso, el objeto social no tenía nada que ver con el original de EWI. Ni pellets ni nada. 

Y es que el pasado 8 de octubre la vicepresidenta regional informaba en rueda de prensa que "el Grupo Ecomasa está financiando a otras empresas vinculadas al señor de León y Lavín en un importe equivalente a 1,16 millones de euros desde 2013, importes no recuperados hasta la fecha"Aquí te dejamos el informe completo remitido a Fiscalía.

1 de marzo, ni te cases ni busques socio privado...

Una vez más, y a los cántabros ya nos lo han hecho dos veces, huele a que el socio privado se le descontroló al Ejecutivo de turno. Y la rueda no para. Porque el máximo responsable de Sodercan en la época de Revilla y GFB, Salvador Blanco, ha vuelto a ser nombrado en 2015. Es el que está chequeando para el actual Gobierno lo que se hizo con Ecomasa-Nestor Martin en su ausencia...

**ACTUALIZACIÓN (10/XI/15): El PP se suma al resto de grupos en el Parlamento y apoyará una Comisión de Investigación sobre Nestor Martin/Ecomasa. Un nuevo atisbo de paralelismo: en el caso de Cantur, el PRC apoyó en 2013 una Comisión parlamentaria que acabó en los tribunales porque "no había nada que esconder"; argumento exacto al de los 'populares' con Ecomasa. En 2011 se había abstenido con similares razones.

Izquierda: Ignacio Diego, el 1 de marzo de 2013 en los talleres de Nestor Martin. Derecha: Miguel Ángel Revilla, el 1 de marzo de 2004 en una de las fábricas de la matriz de GFB en Costa Rica
Izquierda: Ignacio Diego, el 1 de marzo de 2013 en los talleres de Nestor Martin. Derecha: Miguel Ángel Revilla, el 1 de marzo de 2004 en una de las fábricas de la matriz de GFB en Costa Rica

No hay comentarios:

Publicar un comentario